10 antídotos para combatir la pereza y evitar los retrasos

Bostezo el trabajo, dejarlo para “un poco más adelante”, puede ser muy peligroso: el tiempo sigue corriendo, nuevas  tareas y obligaciones se van sumando a las anteriores, y al final sucede que la fecha de entrega se nos echa encima y, aunque nos demos un atracón -jornadas de 20 horas, noches sin dormir- resulta imposible cumplir con nuestros compromisos, al menos, no con la calidad exigida.

El cliente -que no ha sido consciente del proceso, pero sabe lo que de verdad le interesa: que no le hemos entregado su proyecto en el plazo comprometido- tomará nota de nuestra escasa fiabilidad, y se lo pensará mucho antes de contratarnos otra vez.

-como dicen los anglosajones- constituye, pues, uno de los mayores riesgos para el negocio de cualquier freelance. Por eso, en FreelanceFolder nos proponen 10 antídotos para combatir la y evitar los retrasos.

Hemos seleccionado lo mejor para ti:

1. Trabaja con un horario

Incluye en tu agenda no solo las obligaciones más importantes -reuniones con clientes, del proyecto, etc- sino también las tareas normalmente consideradas menores o complementarias: emitir las facturas, presentar impuestos, etc. Es la mejor manera de que no se te olviden.

2. Organízate

El tiempo vuela cuando no sabemos qué tenemos que hacer ni en qué orden, cuando no tenemos un plan y ni siquiera somos capaces de encontrar las cosas. Entonces parece imposible cumplir siquiera la mitad de nuestros compromisos. Por eso, necesitas encontrar un sistema que te permita organizar bien tu vida y tu trabajo, que te permita ir avanzando de forma eficaz, tarea a tarea, y que te deje espacio para tus actividades personales.

Ese orden debería llegar, también, hasta tu espacio de trabajo, e incluso hasta tu estructura de ficheros. Trabajar es mucho más rápido y sencillo cuando sabes qué tienes que hacer, y dónde se encuentran los documentos y herramientas que necesitas.

3. Busca apoyos externos

Si alguna de las tareas “complementarias” de tu trabajo se te atraganta semana tras semana, mes tras mes, y no eres capaz de encontrar una solución, deberías considerar la posibilidad de pedir ayuda a otro profesional.

El ejemplo más típico es el de la presentación de impuestos. Si esta labor concreta -o cualquier otra considerada no central para tu negocio- trastoca todo tu trabajo, y te hace perder mucho tiempo, quizá sea mejor que busques a un asesor fiscal o, al menos, que le pidas a alguien de confianza -un amigo, alguien de tu familia- que te eche una mano hasta que adquieras la disciplina necesaria.

4. Parte las tareas grandes en tareas más pequeñas

Ya lo hemos comentado muchas veces: solemos posponer una tarea cuando la vemos tan extensa, tan compleja, que ni siquiera sabemos por dónde empezar. La solución pasa por partir esa tarea en otras más pequeñas, más fáciles de abordar y resolver. De esta forma vencemos el miedo y la pereza. Y además, a medida que vamos completando el trabajo, vamos ganando confianza.

5. No intentes abarcar demasiado

A veces, el problema no es la pereza ni el desorden, sino que has adquirido demasiados compromisos con los clientes, tantos que resulta imposible cumplirlos. Como es lógico, debes evitar caer en esta situación, porque salir de ella resulta complicado: al final tendrás que comunicarle a uno o varios de tus clientes que, por diversas circunstancias, no vas a poder realizar su proyecto en el plazo estimado. Y eso no va a ser agradable.

6. Evita las distracciones

¿Te distraes con facilidad? Ahí puede estar la clave de buena parte de los retrasos en tus entregas. Lo primero que debes hacer  es detectar qué elementos te distraen, para luego buscar una solución adecuada. Si pasas demasiado tiempo en las redes sociales, ponte un límite diario. Si al final pasas todo el día colgada/o del teléfono, agrupa tus llamadas. Si tu despacho está lleno de pequeñas distracciones, ordénalo, déjalo limpio o cambia la distribución. Enseguida notarás la diferencia.

7. Potencia aquello que te motiva

A veces nos cuesta enfrentarnos al trabajo simplemente porque carecemos de motivación: lo que hacemos nos parece aburrido o repetitivo. Es evidente que no todas las tareas del día a día resultan divertidas, y que tenemos que completarlas de todas formas, nos guste o  no. Pero lo que sí puedes hacer es intentar orientar tu carrera y tus proyectos hacia aquellas actividades que más te estimulan y te motivan.

8. Mide el avance de los proyectos

Normalmente, estamos acostumbrados a gestionar proyectos cortos y relativamente simples. Pero cuando los proyectos son un poco más extensos y ambiciosos, cuando duran en el tiempo, es muy fácil que perdamos pie, y que el trabajo se amontone.

Para evitarlo, lo mejor es que controles siempre la evolución del proyecto: tareas realizadas, hitos de entrega, tareas pendientes, entregables, etc. Puedes apoyarte en un software específico para la gestión de proyectos. Esa información te permitirá saber, en todo momento, en qué lugar del proyecto te encuentras.

9. Busca en tu mente, reflexiona sobre el origen del problema

En ocasiones, el problema se encuentra en nuestra mente: hay algún factor que nos desequilibra, nos desanima, nos asusta y, en definitiva, nos impide abordar el trabajo con determinación. Puede tratarse de inseguridad, falta de decisión, un problema a la hora de asumir la responsabilidad, etc.

Intenta reflexionar para acudir a la raíz, al origen del problema. Ser consciente de ello es el primer paso para resolverlo.

10. Recompensa tu esfuerzo

Después de un trabajo bien hecho, concédete una pequeña recompensa. No tiene por qué ser algo material. Basta con que te tomes algunas horas de descanso, prepares una buena cena y la disfrutes, dés un paseo, etc. Lo que se te ocurra que te alegre y te anime, y te permita celebrar tu trabajo.

A simple vista parece una tontería, pero estos pequeño premios nos animan a continuar, y constituyen una excelente manera de motivarse.

Puedes consultar el artículo 10 Tips to Combat Procrastination, publicado por Laura Spencer en FrelanceFolder.

3 comentarios sobre “10 antídotos para combatir la pereza y evitar los retrasos”

  1. Juan Carlos dijo:

    Excelente sitio y además ayuda a mucha gente.
    Gracias

  2. cristina dijo:

    Muy claro, entendible y buena síntesis, gracias.

  3. asesoría fiscal dijo:

    Buen trabajo, me ha gustado ya tienes un fan más para tu página web. Felicidades

Deje un comentario